Blog

Las cinco tendencias de Recursos Humanos en 2022

por Nora Köppling

La pandemia nos ha traído muchos cambios y desafíos en el ámbito laboral que han contribuido fundamentalmente a cómo trabajamos el día de hoy. Habernos adaptado a las circunstancias y teniendo cada vez una mayor tasa de vacunación, el regreso a la nueva normalidad se acerca. Durante el 2022 se tratará de diseñar esta nueva normalidad con lo aprendido durante la pandemia. ¿Qué se quedará en el futuro y en qué aspectos regresamos a lo habitual antes de la pandemia? Éstas serán las preguntas que tendremos que responder durante el nuevo año.

1.     Bienestar laboral

El bienestar laboral definitivamente será un tema que se quedará en el futuro ya que se volvió un aspecto que muchos colaboradores consideran al elegir su futuro empleador. Mejorar el clima laboral, contribuir a una mayor motivación y prevenir el estrés del trabajo serán necesarios para atraer y retener talento. Por lo mismo, también será necesario implementar métodos para detectar problemas de salud mental entre los empleados y asegurar los recursos necesarios para tratar con ellos. Para la prevención de problemas de salud, será tarea de las empresas fomentar el trabajo en equipo y la actividad física.

2.     Upskilling y reskilling

Upskilling se refiere al desarrollo de nuevas habilidades, al igual que el fomentar competencias ya existentes para poder ejecutar el actual trabajo de la mejor manera posible.

Reskilling a su vez es el desarrollo de nuevas habilidades para ejecutar nuevos puestos de trabajo dentro de una organización.

Upskilling y reskilling son dos maneras para evitar nuevas contrataciones y gastos en la introducción de nuevos empleados a la empresa. De esta manera, se pueden reducir substancialmente los costos y a la vez mejorar cómo se siente el personal durante todas las etapas en las que incurre dentro de la organización. Además, vuelve a la empresa más dinámica y a los colaboradores más versátiles. El reskilling y upskilling también se vuelve crucial ya que surgieron nuevos puestos de trabajo durante la pandemia. Algunos ejemplos son, una mayor demanda de roles relacionados a la salud y el bienestar, igual que puestos enfocados a ética, medioambiente y puestos encargados de la gestión de las nuevas formas de trabajar.

Finalmente, contribuye a la mejora de la marca empleadora al ser una oferta hacía el colaborador de crecer junto con la empresa.

3.     Mayor diversidad

Ya que una nueva generación entra al entorno laboral, valores más modernos son demandados en las empresas. De esta manera, el talento joven exige derechos sociales y civiles para que los empleados sean tratados por quienes son y no por prejuicios que uno podría tener. Esto es relevante para el proceso de selección y evaluación de personal en sesiones de retroalimentación cuando ya se encuentran laborando en la empresa. Además de que en la actualidad más talento quiere trabajar en empresas socialmente responsables que superan a las promesas y compromisos que ellas mismas se pusieron.

4.     Trabajo híbrido

Otro aspecto que persistirá después de la pandemia embarca los modelos de trabajo a distancia como es el trabajo remoto, híbrido y la implementación de espacios flexibles. Las organizaciones se adaptarán a esto conforme a sus necesidades, la cultura organizacional y la estrategia corporativa. Es importante también considerar cuáles son las expectativas por parte de los empleados. Al contar con espacios flexibles se tienen que buscar nuevas maneras de colaborar y crear una nueva manera de aprender. El trabajo flexible no solamente atrae a más talento, sino que también puede ser de beneficio para la empresa. Por ejemplo, puede resultar en una reducción de costos para el alquiler y equipamiento. La contratación a distancia puede resultar en un mejor uso del tiempo, menos necesidad de viajar para los postulantes y un mayor alcance de candidatos.

5.     Marca empleadora

La última tendencia para el 2022 es el mayor enfoque a la mejora de la marca empleadora. En el último blog ya presentamos qué es y cómo implementarla. Si aún no leíste el artículo haz clic aquí.

La marca empleadora se vuelve más y más importante. Durante la pandemia muchas personas observaron el comportamiento de las empresas para evaluar su trato con la crisis. Para atraer y retener talento entonces es importante invertir en la marca empleadora. Por ejemplo, existen voces que están a favor de implementar soluciones tecnológicas que embarcan todo el ciclo del talento y así mejorar la experiencia de cada uno de ellos. Pero no solamente la tecnología juega un papel importante sino cada trato con el colaborador – desde la postulación hasta la contratación y la eventual salida del empleado. Incluso cuando un postulante no termina trabajando en la organización es importante para la reputación de la empresa que se haya sentido a gusto durante el proceso.

Tomando en cuenta que los trabajadores remotos son menos comprometidos es aún más relevante contar con una buena marca empleadora para retener a estos trabajadores. Para la integración en línea se pueden implementar actividades, reuniones, juegos y concursos en línea.

En conclusión, nos espera un año de orientación. ¿Cómo queremos trabajar en el futuro? ¿Cuáles aspectos en el entorno laboral nos gustaron durante la pandemia y cuáles no? Seguro, será una excelente oportunidad para diseñar el entorno laboral del futuro.

Volver