Blog

La importancia del employer branding

por Nora Köppling

¿Qué es el “employer branding”?

El “employer branding” o también llamado la “marca empleadora” se refiere a la creación de una marca por parte de la empresa hacia sus empleados, ex empleados y posibles empleados con el fin de atraer y retener talento. La marca empleadora se expresa de diferentes maneras – es lo que dicen empleados y ex empleados sobre la empresa en el internet como, por ejemplo, en los foros, redes sociales y testimonios en plataformas como “Glassdoor” o lo que dicen al hablar con conocidos y amigos.

En otras palabras, la marca empleadora se define por todo lo que opinan los empleados de una empresa. A través de una buena marca empleadora se busca incrementar el número de candidatos interesados en trabajar en la empresa, al igual que la creación de un mayor sentido de pertenencia dentro de la organización para reducir la rotación de los empleados.

¿Cuál es el valor del employer branding?

Invertir en el employer branding puede resultar un recorte sustancial de los costos de contratación. Esto se debe a una alta recepción de solicitudes de trabajo y por lo tanto encontrar candidatos aptos se vuelve mucho más fácil. Al contrario, si no cuenta con un buen employer branding es más difícil y tardado descubrir talento calificado. Además de eso, disminuye la rotación de empleados dentro de la empresa. Con menos rotación hay menos puestos que cubrir y nuevamente reduce los costos de reclutamiento.

¿Cómo puedo crear una marca empleadora?

La marca empleadora se crea, por supuesto, con el apoyo de los empleados, ya que, como aprendimos, todo depende de ellos. Entonces es de suma importancia contar con una alta satisfacción por parte de los trabajadores. Algunas maneras cómo lograr esto es implementando un salario competitivo, la formación continua, planes de recompensa, flexibilidad, etcétera. Puede resultar muy útil crear un ambiente de confianza para recibir retroalimentación por parte del personal acerca de cómo se sienten en su trabajo y cómo incrementar su satisfacción.
El siguiente paso es alinear la visión, misión, cultura y marca consumidora de la empresa con la marca empleadora que queremos crear. Además, es importante investigar cómo es el estado actual de nuestra reputación interna y externa y qué es lo que funciona y qué no. A partir de ahí se puede establecer una estrategia más específica para difundir la palabra de los empleados en cuanto a la razón por qué trabajan en la empresa, qué hace la cultura organizacional única y qué le ofrece la organización a su personal.

Para ganar una perspectiva de cómo poner en marcha una marca fuerte piensa en qué considera una persona al aceptar o declinar una oferta de trabajo. Algunos aspectos importantes pueden ser:
·       Los valores de la empresa.
·       Su cultura
·       La ubicación y las instalaciones.
·       Los esquemas de compensación.
·       Desarrollo profesional.
·       El estilo de liderazgo.
·       Calidad del trabajo.
·       La apreciación de los empleados.
·       El equilibrio de trabajo y tiempo libre.
·       Flexibilidad.
·       Entre otros beneficios.

Ya que se tenga la estrategia de una marca empleadora bien definida solo faltaría ponerla en acción. Esto puede ser a través de las redes sociales como LinkedIn o, aún mejor, involucrando a los empleados. Como se mencionó anteriormente, los testimoniales de los empleados juegan un papel muy importante. Para difundir las palabras de los colaboradores se puede implementar incentivos para que escriban su crítica en los respectivos portales o se pueden grabar testimonios para publicarlos en redes sociales. Otra manera de implementar la marca es escribiendo descripciones de trabajo que se alinean con la marca definida y que destacan los beneficios de trabajar en la empresa.

Sin embargo, la marca empleadora no termina aquí. La marca debe estar ejecutada en todo momento, no solamente en el proceso de reclutamiento sino también en la inducción y todo el demás trato con los empleados. Para que haya testimoniales de colaboradores contentos es necesario contar con colaboradores contentos.

Volver