Blog

6 preguntas frecuentes en una entrevista y cómo responder

por Svenja Düren

En una entrevista de trabajo tienes que presentar lo mejor de ti en un tiempo muy limitado. Si alguna vez has salido de una entrevista pensando que no lograste venderte bien, aquí te damos algunos consejos para saber cómo contestar a las 6 preguntas más comunes.

1. ¿Qué me cuentas de ti?

Empezar con esta pregunta sirve para relajar y comenzar la entrevista. No hace falta contar de toda tu vida. Solo quieren saber algunas cosas relevantes, cómo trabajas, en qué áreas tienes experiencia y por qué puedes ser el mejor candidato para su empresa. Habla de tus calificaciones, tu educación y antecedentes laborales o también de tus intereses y metas en la vida. Esto ayuda al entrevistador formarse una idea de tus valores y tu personalidad.

2. ¿Cuáles consideras que son tus áreas de oportunidad?

Sé honesto, el entrevistador busca saber la conciencia de ti mismo y cómo tratas a tus debilidades. Siempre están buscando a una persona que recibe bien la crítica y se esfuerza por mejorar. Hay que decirlo de una manera sincera, pero con las palabras adecuadas para describir esta debilidad. Es más fácil si das ejemplos y cuentas al entrevistador cómo trabajas para reconocer tus errores y funcionar con ellos.

3. Háblame de algún reto o conflicto que hayas enfrentado en el trabajo y cómo lo solucionaste.

Cada uno de nosotros ya se ha encontrado en una situación de conflicto en el trabajo. El entrevistador quiere conocer tu manera personal de reaccionar ante diferentes conflictos. Habla de algún reto y como lograste manejar esa situación difícil. Puedes comentar como afectaba a tu desempeño en un pasado y específica los pasos que seguiste para mejorarla. Prepara un ejemplo concreto de tu vida profesional que muestra tus competencias claves para la vacante.

4. ¿Por qué quieres cambiar de trabajo?

Esta pregunta sirve para conocer qué tipo de motivación tiene el candidato para decidirse por un cambio de trabajo. Buenas repuestas podrían ser la búsqueda de un nuevo reto, desarrollo profesional o asumir más responsabilidad. Aunque el motivo real para cambiar podría ser algún problema en la empresa, no hables de manera negativa de tu actual empleo. Mejor enfócate en tu deseo de avanzar y tus ganas de crecer.
El sueldo es uno de los motivos más comunes tras un cambio de trabajo. Hay que evitar hablar de este motivo (por lo menos al principio del proceso) ya que se puede entender que el dinero es lo único que te interesa.

5. ¿Por qué deberíamos contratarte a ti y no a otro candidato?

Este es el momento de resumir todas tus competencias, experiencia y calidades. Puedes enumerar tus logros, hablar de tu pasión y de cómo trabajarás para alcanzar las metas de la empresa. Es recomendable analizar la oferta de empleo previamente para destacar los requerimientos más importantes. Combina tus habilidades personales con los requisitos del puesto y evita compararte con otros candidatos.

Lo más importante: Sé especifico y cuantitativo. Describe tus logros y tu experiencia con números. Solamente decir que tienes “mucha experiencia” en el sector no va a convencer al entrevistador, mejor le muestras otra vez cuanto tiempo has trabajado exactamente en las diferentes áreas.

6. ¿Tienes alguna pregunta?

Hacer un par de preguntas al final de la entrevista demuestra tu interés en el puesto y puede resolver todas tus dudas acerca de la empresa o la vacante. Puedes mostrar tu motivación preguntando por ejemplo cuáles son los próximos pasos del proceso de selección o cómo es el equipo en el que trabajarás.
Prepárate para poder contestar a estas preguntas y presentar lo mejor de ti.
Algunas recomendaciones generales:

  • Sé concreto en tus respuestas.
  • Contesta honesta.
  • Sé tú mismo.

Si quieres saber dónde tendrás tu próxima entrevista busca una nueva oportunidad laboral entre nuestras ofertas de empleo: https://www.acensblue.com/es/ofertas-de-empleo.html.

Volver